viernes, 29 de mayo de 2015

Adelgazar sin dieta

5 trucos para adelgazar sin dieta

trucos para adelgazar sin hacer dieta

En ocasiones hacer dieta resulta muy complicado, ya sea por nuestros gustos y preferencias, por nuestros horarios laborales, académicos...étc o porque la fuerza de voluntad que en algunos momentos puede flaquear haciendo que comamos otros alimentos que no aparecían (ni por casualidad) en nuestra dieta, con el sentimiento de culpa que viene asociado.

Muchos estudios científicos apuntan a que pequeños cambios en nuestros hábitos diarios podrían dar lugar de manera gradual a la pérdida de peso sin que nosotros mismos seamos conscientes de ello, y terminando por mantener dichos cambios a largo plazo. Para ello, es importante que la pérdida de peso no sea una obsesión ya que así lo único que se conseguirá es desarrollar estrés y nerviosismo que además de ayudar a la subida de peso (por la mayor ansiedad, se consume más cantidad de alimentos), puede ocasionar graves problemas de salud a largo plazo.

1. Evita tener alimentos muy calóricos a la vista. En el momento de picar entre horas siempre será mejor tener a la vista alimentos saludables como las frutas antes que otros no tanto como los snacks o la bollería industria. Aunque tengas estos alimentos ya sea por que tengas niños, porque tu pareja suele consumirlos...étc, intenta que se encuentren en lugares menos visibles para que no se conviertan en tu primera opción.

2. No hagas la compra cuando tengas hambre. Esto es un aspecto fundamental, ya que muchos estudios indican que hacer la compra con hambre eleva el porcentaje de productos denominados como "comida basura" que se echan en la cesta de la compra. Si no tienes otra opción, escoge primero aquellos alimentos o productos del supermercado que más lugar ocupan en la cesta o carro, como los productos de higiene y droguería y después las frutas y verduras. De esta manera tu cesta tendrá menos espacio para llenar con comida poco saludable.

3. Utiliza platos pequeños. Al añadir la misma cantidad de comida en un plato más pequeño al habitual, hacemos que la sensación de cantidad en el plato sea mayor y por tanto el efecto de saciado llegue antes a nuestro cerebro. Además, el color azul de nuestra vajilla favorecerá que estemos más relajados y con menos ansiedad a la hora de comer.

4. Tómate tu tiempo. Las prisas nunca fueron buenas...y menos para comer. Evita que la hora de la comida sea en tiempo record, porque además de estar más acelerados y comer más, el efecto saciante tardará mucho más tiempo en aparecer. Según diversos estudios, la sensación de saciedad llega al cerebro pasados alrededor de 15-20 minutos desde que se comenzó la comida.

5. Cocina en casa. Haciendo tus propias recetas en casa, eres consciente de los ingredientes que utilizas y la cantidad de los mismos. Por lo que es más fácil controlar los ingredientes y hacer tus recetas más saludables, evitando así que aparezca un exceso de grasas saturadas o sal.

Estos son solo algunos trucos que te pueden ayudar en tu propósito de perder peso y además sin ello suponga demasiado esfuerzo. Como es normal los resultados serán visibles de manera gradual y más a largo plazo que con las denominadas "dietas milagro", pero así es cómo verdaderamente se conseguirá perder peso y no recuperarlo, ya que poco a poco se adquirirá el hábito y se incluirá en la vida diaria sin dificultad.


Temas relacionados con adelgazar sin dieta:

martes, 5 de mayo de 2015

8 falsos mitos sobre la pérdida de peso que debes conocer

Los 8 falsos mitos más extendidos sobre la pérdida de peso 

Los falsos mitos más extendidos sobre la pérdida de peso

El verano cada vez esta más cerca y es ahora cuando más empeño ponemos en que nuestro cuerpo esté a punto para lucirlo durante la estación más calurosa del año.
Es cierto, que este esfuerzo se hace más latente cuando comer bien y hacer ejercicio físico es una tarea que llevamos arrastrando todo el año y a la que no hemos dedicado la importancia y el tiempo suficientes. Aunque esto sea así, no debemos caer en falsos mitos y coger los primeros atajos que encontremos para perder peso, porque en la mayoría de las ocasiones, esto puede afectar de manera negativa a nuestro estado de salud.

Para ello, vamos a analizar algunos de los falsos mitos más extendidos en el ámbito de la pérdida de peso. Presta atención porque se pueden desmontar algunos de tus credos más sagrados...

1. Los productos integrales son light o bajos en calorías. El hecho de que por ejemplo el pan o las galletas que tomemos en el desayuno, sean light no va a hacer que aporten menos contenido calórico. Simplemente el cereal se utiliza en su totalidad, con cáscara incluida, lo que hace que el alimento final tenga mayor cantidad de fibra y ayuda a nuestro tránsito intestinal, pero nunca va a aportar menos calorías, a no ser que además especifique ser bajo en grasas o azúcares.

2. Hay que eliminar de la dieta todos los azúcares. Como en cualquier dieta de adelgazamiento siempre se limitan los azúcares pero si se escogen aquellos que resulten más saludables, el efecto no será el mismo. Por ejemplo, podemos sustituir el tradicional azúcar blanco por otros endulzantes como el azúcar moreno, el sirope de agave o incluso la miel, que además de provocar este efecto nos van a proveer de vitaminas y otros nutrientes. Lo más importante, es tener bien claro que los azúcares añadidos, es decir, todos aquellos que se adicionan en zumos envasados, refrescos azúcarados, bollería industrial... sí que deberán eliminarse de la dieta durante el programa de adelgazamiento.

3. Eliminar la grasa es fundamental. Es cierto, como todo en exceso, que los alimentos ricos en grasa no son los más idóneos cuando lo que se busca es precisamente bajar de peso, pero consumidos en su justa medida y escogiendo aquellas opciones que resulten más saludables como las presentes en el aceite de oliva virgen extra, los aguacates, el pescado azul...étc, generan más pros que contras en nuestra dieta. Principalmente porque como se enuncia en entradas anteriores, los ácidos grasos son esenciales para un correcto desarrollo neuronal puesto que el cerebro se compone en su mayoría de este nutriente. Leer más: Importancia de las grasas para el cerebro

4. Hay que eliminar los carbohidratos de la dieta. Este es uno de los falsos mitos que mayores errores genera en las dietas actuales de pérdida de peso. Esto se debe a que es el grupo de alimentos que provee a nuestro organismo de la energía necesaria para poder llevar a cabo las funciones normales del mismo. Pero simplemente se deberá vigilar su consumo y optar por aquellos que más beneficios nos reporten por ejemplo los de tipo integral (arroz integral, pasta  integral o con salvado, pan de cereales integrales...) que además de aportar un extra de fibra a la dieta, van a promover un efecto saciante superior a los mismos productos en versión refinada.

5. Cuantos más alimentos light, mejor. Que sea light o bajo en calorías no significa que te vaya a hacer bajar de peso de manera instantánea, solo que aportará menos calorías a tu dieta y eso junto a otros muchos factores (consumo elevado de vegetales y frutas frescos, ejercicio físico moderado y un adecuado aporte de agua) van a favorecer esa pérdida de peso. Además, es muy importante leer muy bien el etiquetado nutricional de todos aquellos productos con el nombre de "light" porque a veces pueden llevarnos a error. Ver más en: Recetas light

6. Haciendo mucho ejercicio físico bajaré de peso. Esta claro que el ejercicio físico es uno de los mejores métodos para conseguir tu peso ideal, pero no solo ese aspecto es importante, sino que una dieta adecuada y ajustada a tus necesidades conformará el binomio esencial para llegar a conseguir tus objetivos.

7. No se debe comer a partir de las 6 de la tarde. Este falso mito es uno de los más alarmantes, ya que como es bien sabido una dieta equilibrada y saludable se debe componer de al menos 5 ingestas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena). Estas comidas y su contenido calórico se ajusta tanto a las necesidades del momento del día en que se desarrollo como a las características propias de cada persona. En estos casos, en la cena se deberá optar por alimentos de menor contenido calórico que los de la comida principal, por ejemplo vegetales hervidos u horneados, pechuga de pollo o pavo a la plancha, sopas o cremas de verduras...étc. Pero, sin ninguna duda, es un gravísimo error prescindir de esta última ingesta del día.

8. Consumir todo tipo de alimentos quemagrasa. Lamentablemente estos alimentos no existen. La mayoría de los alimentos o preparados dietéticos que se designan bajo este nombre no hacen si no producir eliminación de liquídos, lo que hace que se vea reflejado en la báscula, pero de ningún modo actual eliminando la grasa acumulada. Para evitar caer en este falso mito, lo más importante es escoger una variedad de alimentos saludables que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos, y lo que es más importante, que no dejen de lado nuestra salud.

Como has podido comprobar la variedad de mitos en la alimentación es bastante variada, pero teniendo un conocimiento suficiente y sabiendo cuales son aquellas pautas que realmente nos pueden reportar beneficios, conseguir llegar al final del recorrido de la temida operación bikini...está chupado!

Enlaces relacionados con 8 falsos mitos sobre la pérdida de peso que debes conocer:

jueves, 26 de marzo de 2015

Dieta macrobiótica

Bases de la dieta macrobiótica

Bases de la dieta macrobiótica

La situación alimentaria actual muestra claros desequilibrios, dando lugar una polarización de la misma donde se encuentran por un lado casos alarmantes de padecimiento de hambre con muchas muertes asociadas y por otro lado, patologías generadas por un exceso de consumo de alimentos así como por la baja calidad de la mayoría de las ofertas gastronómicas que se conocen hoy en día, y que en gran medida son las causantes de un gran número de patologías de diversa índole (hipertensión arterial, hipercolesterolemia, obesidad, diabetes...étc).

La gran mayoría de estas enfermedades se deben a la gestión de la propia alimentación y la gran industrialización de la misma que poco a poco a ido degenerando hasta relegar a un segundo plano la alimentación de calidad, compuesta por alimentos de origen natural y su poca manipulación.

En este sentido, de recuperación de la una alimentación equilibrada y de calidad, nace la denominada dieta macrobiótica. La cual se basa en seleccionar aquellos alimentos que son más saludables y adecuados a las características tanto físicas como biológicas de cada individuo en concreto. Aprendiendo a cocinarlos de la forma más sencilla y simple, acercandose a un estado de salud óptimo y perdurable en el tiempo.

Filosofía de la dieta macrobiótica

Macrobiótica significa ¨larga vida¨ y su filosofía está claramente orientada al respeto por la naturaleza y el entorno en que se desarrolla un individuo. Estableciendo un equilibrio continuo entre lo Yin y lo Yang, los alimentos húmedos con gran cantidad de agua en su composición como los vegetales o las frutas se encontrarían dentro de los alimentos que engloba el primer término. En el lado contrario encontramos los alimentos más perecederos, en parte por su menor contenido en agua como los granos o las semillas, los cuales estarían dentro de aquellos alimentos encuadrados en el segundo término o yang.

Principios de la macrobiótica

La dieta macrobiótica siempre ha de estar diseñada y adaptada a cada individuo en concreto, así como a sus características físicas y biológicas, nivel de actividad y entorno en el que vive. 
Esta dieta también está muy indicada para personas con alguna patología de base, en muchos casos generada por una mala alimentación. También está indicada en cáncer, ya que al tratarse de una dieta compuesta por alimentos de origen natural y poca manipulación, generalmente es bien asimilada en estos pacientes, pudiendo llegar a mejorar en gran medida su calidad de vida.

Pero hay que dejar claro que no es una dieta que esté única y exclusivamente indicada para personas con patología de base, si no que se puede adaptar a cada persona con objetivos muy diferentes, como pérdida de peso o simplemente mejora de los estilos de vida a través de una buena alimentación.

La dieta macrobiótica se fundamenta en algunos principios esenciales como:

  1. No consumir alimentos refinados como el azúcar o las harinas refinadas, así como todos aquellos productos derivados de los mismos. Ya que para su proceso de blanqueamiento se les añaden sulfitos, los cuales resultan tóxicos para el organismo.
  2. Consumir frutas y verduras frescas cultivadas sin fertilizantes, pesticidas ni herbicidas. Lo que garantiza que estos alimentos sean más naturales y crezcan de acuerdo a su programación establecida y no acelerada.
  3. En relación a lo anterior, también se establece que la dieta se adapte a la estacionalidad del producto, es decir, que en cada época del año se consuma lo que la tierra produce evitando todos aquellos alimentos aestacionales que se cultivan en invernadero.
  4. Comer solo cuando se demande, es decir, consumir alimentos únicamente cuando nuestro organismo lo solicite y no forzarlo a horarios de ingesta predeterminados.
  5. Masticar bien los alimentos. De esta manera se favorece tanto un mejor y más rápido efecto saciante, así como una mejor digestión y asimilación de nutrientes.
  6. Dedicar el tiempo necesario al momento de comer y evitar distracciones. Las comidas deberán realizarse en ambientes relajados donde se disfrute del momento de comer rodeados de un ambiente relajado.
  7. Hacer alrededor de 3 ingestas diarias. De esta manera se evita que se ingieran alimentos justo al despertarse y antes de irse a la cama.
  8. No comer cerca de campos electromagnéticos, como radios o teléfonos móviles.  También es importante evitar calentar los alimentos en microondas por la ficción molecular que se produce en los mismos.
  9. Practicar ejercicio físico al aire libre, disfrutando de un ambiente relajado y de la naturaleza. Esto ayudará al organismo a sintonizarse con los cambios estaciones, haciendo que el individuo se adapte al medio en el que se desarrolla de una manera más adecuada.
Esta dieta establece como base alimentaria fundamental las frutas y vegetales frescos y los cereales, entre ellos destacan el arroz integral, el mijo, el trigo sarraceno, la avena o la polenta entre otros. También se hayan muy presentes las leguminosas ricas en proteína y todos sus derivados como la soja o el tofu. Las algas son otros de los alimentos que no deben faltar en esta dieta, sobre todo por la cantidad de micronutrientes esenciales que se aportan a través de ellas, algunas de las más importantes son la kombu, wakame o nori. Las semillas con elevadas propiedades terapéuticas como el sésamo también están muy presentes, junto con los frutos desecados y el té, bebida muy consumida a lo largo del día, especialmente el té kukicha. Todos ellos con propiedades beneficiosas para la salud, generalmente de tipo digestivo y alcalinizante.

Fuentes:
  • Porrata Maury, Carmen et al. Caracterización y evaluación nutricional de las dietas macobióticas Ma-Pi. Rev Cubana Invest Bioméd [online]. 2008, vol.27 
  • Michio Kushi. El libro de la macrobiótica. vol.1. Madrid: EDAF; 2006 

Temas relacionados con la dieta macrobiótica:

jueves, 29 de enero de 2015

Los pistachos: El gran aliado de la salud

Beneficios y propiedades de los pistachos para la salud


Por todos es sabido que los frutos secos son beneficiosos para la salud pero, ¿cuánto y de qué manera? Los pistachos son un fruto seco repleto de nutrientes, vitaminas y propiedades beneficiosas para la salud.

Propiedades de los pistachos: El tesoro entre los frutos secos

Se recomienda comer unos 50 pistachos al día, lo que sería el equivalente de 25-30 gramos de este fruto seco por que cada una de estas raciones equivale a:

  • 160 calorías
  • 6 gramos de proteínas
  • 4 gramos de grasas poliinsaturadas
  • 7 gramos de grasas monoinsaturadas
  • Vitamina A 
  • Vitamina C
  • Selenio
  • Potasio y otros minerales 

10 razones por las que tomar pistachos a diario: todo son virtudes

  1. Es uno de los frutos secos con más fibra, por lo que se recomienda en dietas para estreñimiento 
  2. Contiene muchos minerales, proteínas y ácidos grasos además de vitaminas, lo que lo convierte en uno de los preferidos
  3. Se recomienda para adelgazar porque es saciantes y contiene mucha fibra
  4. Aliado contra el estrés, ayuda a combatirlo por el contenido de potasio y magnesio que ayudan a reducir la presión en las arterias. 
  5. Previene la diabetes, por su contenido en minerales y ácidos grasos - Regular la glucosa e insulina. 
  6. Recomendado para enfermos del corazón porque mejora el estado cardiovascular
  7. Previene y ayuda a regular el colesterol porque cuida los vasos sanguíneos y evita las inflamaciones. 
  8. Frena la subida de los triglicéridos. 
  9. Es ideal para aquellos que padecen tensión alta, ya que ayuda a regular los niveles de tensión arterial y la mantiene equilibrada. 
  10. Mejora la vida sexual. Esto se debe a las proteínas, antioxidantes y fibra que contienen y su alto % de contenido en grasas saludables
Pero... además de estás 10 razones hay otras muchas que deberían hacer que incluyésemos a diario una ración - puñado de pistachos en nuestra dieta porque: 
  • Son buenos para la vista: Los pistachos contienes luteína y zeaxantina
  • Mejoran la salud dental protegiendo y haciendo los dientes más fuertes por el aporte de fósforo. 
  • Ideal para los músculos y huesos por la proteína vegetal, magnesio y potasio
  • Son el mejor ANTI EDAD natural que podemos encontrarnos porque tiene vitamina B2 y Vitamina E (antioxidante natural) que mantiene la piel tersa, firme y brillante. 
Temas relacionados con Los pistachos: El gran aliado de la salud:

martes, 27 de enero de 2015

9 alimentos que mantendrán tu piel radiante todo el invierno

Alimentos para una piel perfecta en invierno

alimentación para la piel

Como ya se ha venido hablando en publicaciones anteriores, los alimentos que se consumen a diario tienen una gran relevancia en nuestra salud tanto a nivel celular como exteriormente, en nuestra piel  aspecto físico. Por este motivo es muy importante llevar a cabo una dieta rica en frutas y vegetales  ya que esto va a significar un aporte elevado de antioxidantes, tan importantes para ralentizar el envejecimiento celular.

Además, consumir grasas saludables como las procedentes del pescado, cereales integrales y semillas, pueden ayudar a conservar una piel tersa, suave y radiante.

1. Almendras. Este fruto seco es rico en vitamina E, uno de los antioxidantes más importantes, que provoca en la piel una luminosidad e hidratación extra. Cuanto más hidratada esté la piel, más flexibilidad tendrá y por tanto se volverá menos proclive a la aparición de arrugas. Ver más en: Recetas con almendras

2. Té verde. Este tipo de té es el más aconsejado, ya que su cantidad en antioxidantes es muy elevada, también contiene catequinas, las cuales ayudan a que la piel se regenere por sí sola con más facilidad, lo que provoca que la piel conserve un aspecto más joven y luminoso. Se pueden aumentar sus beneficios consumiendolo en forma de matcha, que se consigue por cocción y molienda de las hojas enteras del té verde, lo que provoca que se aprovechen mejor sus características.

3. Kiwi. esta fruta contiene más del doble de vitamina C que la naranja, lo que favorece un fortalecimiento de las estructuras de la piel ya que actua directamente formando el colágeno necesario para proporcionar flexibilidad a la piel. Además el kiwi es una fruta muy completa, por su elevada cantidad de fibra, que la hacen una fruta indispensable para una mejor salud intestinal. Ver más en: Recetas con kiwi
Fresas con kiwi

4. Semillas de lino. Estas semillas son una fuente excelente del ácido graso omega-3, por lo que están especialmente indicadas en vegetarianos que no consumen este tipo de ácido graso tan imprescindible y cuyo origen primario es del pescado azul. A través del omega-3 proporcionan una luminosidad y elasticidad extra a la piel. Ver receta en: Pan de remolacha y semillas de lino

5. Ostras. Estos moluscos son ricos en zinc, este molusco ayuda a las células a su correcta regeneración y ayuda a que la piel este en continuo cambio por células nuevas. El zinc juega un rol muy importante en el mantenimiento de la salud de la piel y su luminosidad. 

Ostras

6. Boniato. Los boniatos deben su color anaranjado a los beta carotenos que contienen, se trata de antioxidantes naturalmente presentes en los mismos que en el interior celular se convierten en vitamina A y ayudan a mantener una piel más limpia y clara. Ver más en: Recetas de boniatos

7. Zanahoria. Las zanahorias al igual que los boniatos contienen muchos antioxidantes, entre ellos grandes cantidades de vitamina A, la cual ayuda a reforzar la capa más externa de la piel, protegiéndola contra las radiaciones externas y las posibles bacterias que causan las manchas. Ver más en: Recetas con zanahoria

8. Salmón. Este pescado de la familia de los pescados azules, supone una de las mayores y mejores fuentes de ácidos grasos como el 3 y 6, imprescindibles para una gran cantidad de funciones orgánicas entre ellas la cerebral. Además, también contiene vitaminas del grupo B, que en conjunto con los ácidos grasos esenciales anteriormente citados, dan lugar a una piel sana, hidratada y luminosa.
Salmón con piña y cilantro

9. Chocolate puro. Como hemos hablado en otras ocasiones, el chocolate puro, con alrededor de un 60% de cacao, y tomado en pequeñas cantidades, ofrece grandes beneficios para la salud, desde elevar el ánimo, hasta como en este caso manteniendo una correcta hidratación de la piel. Ver más en: Recetas de chocolate

Con un consumo adecuado y siempre dentro de una dieta equilibrada y completa, donde se contemple el consumo de estos alimentos para mejorar el aspecto de salud de nuestra piel, tanto a corto como a largo plazo.


Temas relacionados con 9 alimentos que mantendrán tu piel radiante todo el invierno:

miércoles, 21 de enero de 2015

Alimentos para mejorar el sexo

Alimentos y ejercicios para mejorar en la cama


Los hábitos de vida, el nivel de estrés, la alimentación y el estado de ánimo afecta a diario en nuestras relaciones personales y así, a las relaciones sexuales. Del mismo modo que se conocen aquellos alimentos afrodisíacos hay otros alimentos que mejoran el tiempo en la cama debido a la testosterona. 

10 Alimentos para mejorar el tiempo en la cama: 
  • Carnes rojas: La proteína animal hace aumenten los niveles de testosterona
  • Tortillas y huevos: favorecen el crecimiento de la musculatura, es proteína y nos da energía. Lo ideal es tomar huevos por la mañana y tenemos energía hasta medio día. Especialmente las yemas de huevo.
  • Grasas saturadas. Si, quizá suene "anti-saludable" pero las grasas saturadas contienen mucho colesterol que es a la par un acelerador y productor de testosterona. 
  • El consumo de alcohol afecta en la producción de testosterona en hombres y de estrógenos en mujeres; la reducción o no ingesta de alcohol favorece la producción de estas hormonas. En cambio, una copa de vino tinto favorece la producción de óxido nítrico que hace que las pareceres de las arterias se relajen y fluya mejor la sangre hacia los genitales. 
  • Envases enlatados no son amigos de la generación de hormonas del sexo y se debe al bisfenol A que contienen los productos en latas y también algunos envasados en plástico. Por ello, se deben reducir o eliminar de la dieta si se desea generar más testosterona y estrógeno. 
  • Verduras verdes. Vegetales como el brócoli, col o repollo así como las espinacas, tienen la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos y esto favorece el funcionamiento de los órganos sexuales. 
  • Frutos secos favorecen la erección y ayudan a regular el flujo sanguíneo. Además, al ser antioxidante mejora la actividad sexual. Se recomienda, por ejemplo, tomar 4 nueces al día. 
  • Cítricos con vitamina C, especialmente las uvas, naranjas y mandarinas, mejoran la actividad del esperma. Por ello se recomienda el consumo diario de 2 piezas de fruta rica en Vitamina C. 
  • Pescado azul, por su característica particular y contenido de Omega - 3 presente significativamente en pescados como el salmón o las sardinas favorecen la actividad cerebral, riego sanguíneo y todo ello lleva a una mayor excitación. 
  • Té, sin añadir azúcares ni sacarinas o edulcorantes, por el contenido de catechina (un antioxidante presente en el té) favorece que adelgacemos por la pérdida de grasa corporal pero además mejora el sistema sanguíneo lo que desencadena en mayor deseo sexual. 
Y todo esto, siempre acompañado de una higiene del sueño, ejercicio diario y descanso muscular. Para una velada romántica, una noche de pasión, hay que cuidarse y mimar nuestro cuerpo. 

Temas relacionados con Alimentos para mejorar el sexo:

jueves, 15 de enero de 2015

10 alimentos que no se deberían comer nunca

Lista de alimentos que no se deberían incluir en la dieta

Alimentos para no incluir en la dieta

No necesariamente son ¨malos¨ aquellos alimentos que saben mal o de los que se tiene ya una creencia anterior de que podrían ocasionar problemas para la salud. Algunos de los alimentos que se van a nombrar a continuación probablemente ni se te habría pasado por la cabeza que puedan ser perjudiciales para tu salud.

Eso quizá a venido dado por el nivel de vida que se lleva actualmente, los trabajos donde se pasa la mayoría del día, el estrés que se produce de no tener el tiempo suficiente...étc han creado un nuevo tipo de consumidor que desea alimentos que ¨estén buenos¨ pero que además ya vengan hechos o que se tarden poco en hacer. Como consecuencia de ello los productos que consumimos actualmente distan mucho de ser el alimento natural que nos intentan vender.

Alimentos que no deberíamos comer



  • Emperador o pez espada. Este pescado de tipo azul contiene una gran cantidad en metales pesados como el mercurio, el cual se debe evitar en la medida de lo posible en la dieta de cualquier embarazada. Pero además de a las embarazadas, también puede afectar al desarrollo neuronal de los niños o incluso causar ataques cardíacos en adultos, ya que se trata de una neurotoxina. En su lugar podemos consumir otros pescados similares como el salmón que no contienen esta toxina y además proveen de grandes cantidades de Omega 3 y 6, muy importantes en el correcto desarrollo y funcionamiento neuronal tanto en niños como en adultos.


  • Fresas de origen no orgánico. Normalmente, en el cultivo de frutas como las fresas que son muy delicadas, se suelen utilizar pesticidas de todo tipo. Primeramente para evitar las plagas y después para que crezcan en un periodo de tiempo muy corto. Esto provoca que la fruta natural tal y como la conocemos deje de serlo, comiendo fresas con numerosas sustancias contaminantes que a largo plazo pueden ocasionar graves problemas para la salud. Para ello se propone consumir un tipo de fresas de origen orgánico o ecológico del que se conozca su procedencia, para así evitar consumir todas estas sustancias nocivas.





  • Tomates en conserva. Dentro de esta categoría encontramos tanto los tomates enteros como el tomate triturado o frito, siempre que se trate de conservas en lata. Las latas donde se almacenan estos alimentos contienen en su revestimiento un compuesto químico denominado Bisfenol-A, este compuesto (estrógeno sintético) también denominado obesógeno, ha sido estudiado por su posible asociación con el desarrollo a largo plazo de enfermedades que afectan al peso corporal como son el sobrepeso y la obesidad. Para evitar introducirlo en nuestro organismo, el mejor método es optar por conservas en cristal.


  • Edulcorantes artificiales. Como su propio nombre indica, se trata de compuestos artificiales y de origen químico que no contribuyen a mantener un buen estado de salud. Actualmente la Universidad de Texas en un estudio con ratones alimentados con aspartamo (edulcorante artificial), concluyó que estos ratones presentaban niveles más altos de glucosa en sangre que los que no consumían edulcorantes, por lo que a pesar de estar indicados en dietas sin azúcares añadidos, como se ve, no son todo lo sanos que deberían. En su favor se deberá optar por otro tipo de edulcorantes más naturales como la stevia o la miel, esta última además posee muchas propiedades beneficiosas para la salud.


  • Palomitas con mantequilla. La mantequilla que se utiliza para hacer este aperitivo contiene una sustancia química denominada diacetil. Este compuesto sirve como potenciador del sabor de la mantequilla y causa principalmente toxicidad a nivel respiratorio, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta y tratar de hacer tu mismo las palomitas de maíz con mantequilla natural en casa.




  • Chocolate blanco. Como es conocido el chocolate negro o puro tiene una serie de nutrientes, además de vitaminas y minerales muy interesantes para la salud, también contiene teobromina lo que le aporta su poder tonificante y anandamida (neurotransmisor) que actúa produciendo un estado muy similar al de la serotonina, proporcionando bienestar y positivismo. Por el contrario, al consumirlo en su versión de chocolate blanco, se pierden todas estas propiedades, proporcionando unas elevadas cantidades de azúcar y grasa, sin ningún interés a nivel nutricional.


  • Comida rápida. Ya son bien conocidos por todos los platos típicos de la comida rápida como las hamburguesas o las pizzas. Especialmente las hamburguesas que podemos adquirir en una de las mayores cadenas de comida rápida a nivel mundial, podrían ocasionarnos graves problemas para la salud, principalmente aquellos relacionados con la salud cardiovascular como problemas de peso, diabetes, hipercolesterolemia... Para evitar este tipo de patologías limita su consumo en la medida de lo posible, y de comer estos alimentos intenta que sean caseros y hechos por ti mismo.



  • Pan blanco. Los cereales utilizados hoy en día para la fabricación de pan proceden de cultivos modificados genéticamente y además sus harinas son extremadamente refinadas, lo que da lugar a que se pierdan la mayoría de los nutrientes propios de los cereales, así como la fibra tan apreciada a nivel gastrointestinal. Intenta fabricar tu propio pan o escoge aquel del que conozcas su procedencia, si es de grano entero mucho mejor.



  • Brotes. Los ahora tan de moda brotes de numerosos vegetales, no podrían ser todo lo buenos que creemos. Los brotes necesitan ambientes muy húmedos y cálidos para su cultivo, estos medios son también idóneos para el crecimiento patógeno de bacterias. Por lo que en numerosas ocasiones se han encontrado brotes contaminados por salmonella, listeria o E.coli, dando lugar a enfermedades muy graves para la salud.


  • Colorantes alimentarios. Estas sustancias destinadas a darle un color más atractivo a los alimentos y especialmente a la repostería o dulces infantiles, podría ocasionar en esta, la población infantil, problemas de hiperactividad. Además en adultos se estudia la posibilidad de poder contribuir a padecer cáncer a largo plazo. Para evitarlos elige alimentos más naturales, cuyo se color se lo proporcionen los pigmentos propios, como ocurre con las frutas y las verduras.




No se trata de eliminar por completo alimentos de tu dieta, si no más bien de optar por otros de origen más natural, ya que la mayoría de los comentados arriba son fácilmente intercambiables por alimentos naturales que se pueden encontrar con mucha facilidad.


Temas relacionados con alimentos que no se deben comer nunca: